Booktrailer


martes, 5 de marzo de 2013

OS PRESENTO LA NUEVA NOVELA DE NUESTRA COMPI FELICIDAD LÓPEZ VILA:


EL COMANDANTE


Stella Power, encuentra una carpeta de su madre fallecida, cuya existencia desconocía.

Con unos símbolos impactantes, y una información incomprensible para ella.


Desde ese momento se embarca en un viaje interesante a un lugar paradisiaco, en busca de un antiguo amor de su madre
apodado “El Comandante”.


El viaje le deparará sorpresas y el redescubrimiento de su propio mundo interior.

¿Cuántas veces han oído esta frase?: <<Nada sucede por casualidad>>...

No creo que el hecho de que algo ocurra sin haberlo previsto, sea cosa del azar, la suerte o la coincidencia; todo lo contrario.

Pienso que esos hechos “aparentemente casuales”, tienen una estrecha e íntima relación con el destino, y él es el causante de que se produzcan.


Que la mano del creador está detrás de todos ellos: ––ajustando una secuencia de la vida cotidiana con la siguiente; como quien hace coincidir las piezas de un puzle––.


Quizás el hecho de pensar que no es la mano del hombre, la que hace que ciertos acontecimientos de nuestra existencia se produzcan sin haberlos preparado, o sin causa aparente, nos hace dudar de que una fuerza poderosa los programe, y nos conduzca involuntariamente hacia caminos que por propia voluntad nunca recorreríamos y que actúan en nuestro beneficio.


A esos sucesos alternativos, que se nos ofrecen como señales en el camino de nuestro programa evolutivo, que en muchas ocasiones no entendemos y no somos capaces de controlar, los disfrazamos con el nombre de casualidad.


Pero no hagan caso de nada de lo que estoy diciendo, duden incluso de que esta historia que les voy a contar sea real y fruto de la casualidad.


Recuerden cuando y porque se desencadenaron en sus vidas una serie de accidentes casuales tales como: signos de buena suerte y coincidencias. Recuerden durante esa época que fue lo que desearon, y cómo el destino propulsó sus pensamientos y los puso en movimiento…


…Porqué un trocito de la divinidad que llevamos dentro nos pertenece desde el principio de la creación.


Esa diminuta esencia hace que colaboremos continuamente con el creador e interaccionemos con las fuerzas del universo.


Por eso somos capaces de destruir y crear, de odiar y de amar.

Y en ese continuo devenir de un lado a otro de la balanza, buscamos el equilibrio en nuestras almas; una luz al final del túnel y una nueva esperanza...   

Para adquirirla, ir a este enlace:


¡Saludos!

2 comentarios :

Tamara dijo...

Mucha suerte con su nueva novela. Un besazo.

Aglaia Callia dijo...

Muchísima suerte para ella!!!!

Besos.