Booktrailer


viernes, 24 de agosto de 2012

226. LYD MACAN

Hola a tod@s!, hoy les traigo, para varias (jejeje), a la nueva socia del club:


LYD MACAN

Quien acaba de crear su primer blog:


Y en dicho blog, publicará su historia "Perdición":

http://2.bp.blogspot.com/-7QKjkMDWfOE/UDJtEYw8woI/AAAAAAAAABo/_PHNaJ6JAMI/s0/pandora.jpg

Argumento:

Después de presenciar la muerte de su padre, Alysa solo quiere volver a sonreír y pasar las vacaciones con su mejor amiga le parece una buena idea.
 
Cuando descubre que la diosa Atenea es su madre, su mundo empieza a tambalearse, sobre todo cuando se entera de que esta tiene prohibido verla por orden de Zeus.
 
Alysa está decidida a averiguar todo lo que pueda sobre sí misma y ni el mensaje de las moiras sobre el peligro que corre de seguir investigando la detendrá. Con la llegada de su ex vendrán los problemas y entonces será la hora de que Lydia desarrolle todo su potencial y asombre a todos con sus poderes.
 
Si te gustan los juegos de los dioses, las historias de amor y la aventura, esta es tu novela.

Prólogo:

Nos encontrábamos en un camino por el que no pasaba nadie, el coche donde estaban esos tipos habían aparecido de pronto cuando mi padre me llevaba a la universidad. Estábamos rodeados por siete matones, querían matar a mi padre y por consiguiente a mí, así no dejarían cabos sueltos. De pronto, oigo un disparo, me giro velozmente hacia mi  padre y veo como cae al suelo con una herida en el estómago.
­­­­

-¡Papá no!-grito asustada-tranquilo, yo te voy a proteger pero tienes que aguantar, por favor.

-Shh, tranquila, solo es una herida y ten cuidado por favor-dice mientras se recuesta sobre el coche.

-Vaya, vaya, la niñita se ha quedado sola, ¿quién la protegerá ahora?-dice riendo uno de los matones encapuchado.

-No hace falta que nadie me proteja, sola me puedo defender de unos imbéciles como vosotros y vais a pagar lo que le hicisteis a…

-Hija…-susurra mi padre interrumpiéndome.

Me giro hacia él y veo que tiene mucha sangre alrededor del cuello de la que no me había percatado antes. La sangre no paraba de salir, por lo que le puse un pañuelo en el cuello e intentar cortar la hemorragia. Le di un abrazo pidiéndole que aguantara un poco más, que pronto lo sacaría de aquí y lo llevaría al hospital para que se recuperara.

-Cuidado hija y…te qui...e…ro mucho, mi ni…ña…

-No hables papá, estas muy débil-le doy un beso y me alejo.

Me encaro a los matones y los miro temblando de rabia y furia, los odio por todo el daño que están causando y que me voy a encargar de paguen muy caro, aunque me cueste mi vida.
-
Uy la niña se mosquea, que miedo-dice riéndose  es encapuchado.

-Deberías tenerlo porque te voy a aplastar como a un gusano, que eso es lo que eres-digo con rabia.

-Eso ya lo veremos, niñata.

Me lance contra  es que estaba más cerca y le patee la cabeza, rodamos por     el suelo, seguí golpeando sin ver a quien golpeaba o dejaba de golpear. De pronto oigo un quejido y veo que viene de mi padre, corro hacia él y al llegar miro hacia atrás, había tres matones muertos en el suelo y yo estaba llena de sangre por la pelea y por algún disparo que otro. Corrí hacia  el que quedaba y sin darme cuenta cree una bola de fuego y se la lance, acabando  es tío muerto al instante. Aterrice en  el suelo y mire a mi alrededor, dos de los matones se habían escapado, el encapuchado y otros dos.

-¡Maldita sea!-exclamo cabreada.

Al ver que no había peligro alguno, corro hacia mi padre, la sangre no paraba de salir de la herida del cuello. Notaba que papá estaba cada vez más débil, no sabía qué hacer para ayudarle. En ese momento, él abre los ojos y me mira, su mirada parece cansada, me sonríe dulcemente y balbuceando trata de decirme algo:

-Estoy…orgullo…so, te quie…ro-susurra con dificultad.

-Tranquilo papá, no hables estas muy débil- le digo para calmarlo.

-Sé feliz…peque…ña-dice en un susurro apenas audible.

-¡No, papá! No te vas a morir, por favor aguanta, que la ambulancia no tardara en llegar- le pido entre sollozos.

Él me aprieta la mano y me sonríe, niega con la cabeza y murmura:

-Te quiero, cuídate hija mía…

Tras decir eso cierra los ojos y exhala un último suspiro, un escalofrío recorre mi cuerpo e inmediatamente rompo a llorar, había sido incapaz de salvarle. Nunca olvidaría la imagen de su cuerpo inerte sobre mis brazos. En ese momento aparecen los equipos de emergencia y las escoltas de mi padre, pero ya era demasiado tarde. Cuando los oficiales salen de sus coches se quedan asombrados por la insólita escena que tenían delante: había cuatro cuerpos con evidentes signos de violencia y  el cuerpo de un cuarto fallecido que yacía entre los brazos de una joven.

Aquellos hombres querían separarme del cuerpo, me mostré muy reacia a hacerlo, pues le prometí no separarme de él bajo en ninguna circunstancia hasta que estuviera a salvo. Llegué incluso a atacarles, agrediendo a Tommy que solo intentaba ayudarme. Sin embargo, fue una maniobra para distraerme, pues mientras tanto, ellos se encargaron de llevarse  el cuerpo de mi padre.

Mientras, Tommy intentaba hacerme reaccionar y sacarme en mi estado de shock, me decía palabras tranquilizantes, pero de pronto, todo se puso negro y perdí el conocimiento.

5 comentarios :

Anna Soler dijo...

Bienvenida.
Aquí estarás como en casa
Un beso

Aglaia Callia dijo...

Bienvenida, es un placer tenerte por aquí, me pasaré por tu blog para conocerlo.

Besos.

Lucille Comolli dijo...

Bienvenida!!... Pasando por el blog...

Lyd Cantos dijo...

Vaya muchas gracias, es un placer para mi pertenecer a este club, y gracias por tan buena bienvenida :)

Lourdes dijo...

Bienvenida, pasaré a conocer tu blog. Cariños Lou