Booktrailer


domingo, 27 de mayo de 2012

195. CILLA

Hola!, aquí estoy de nuevo con la nueva miembro del club que pasa a formar parte del mismo en este instante, ella es:


CILLA

En total tiene dos blogs, en uno de ellos publica su historia "Everything Is Possible", y es este:



Y aquí os dejo el primer capítulo de dicha historia:

La ansiedad es una muerte muy lenta, tan lenta que puede tardar años en consumirte, o tan solo meses. En el caso de Claire Adams, se componía de diversas fases y de un ciclo. Era generosa, le otorgaba normalmente un par de semanas de descanso, pero después volvía al principio, cada ciclo más intenso y más desgarrador. A veces creía que era capaz de superarlo, otras se hundía tanto en su locura que apenas podía respirar. Y el miedo a la muerte era lo peor.

Pero Claire solo caía en su particular infierno de noche, cuando debía acostarse y descansar para retomar fuerzas. Dormía sola en una pequeña casita en Los Ángeles, California. Cerca de ella, a un par de manzanas, vivían Paul, Jessi, Josh y Emily. Eran sus mejores amigos desde hacía cinco años, cuando juntos crearon una banda con la que actualmente era famosa. Crecieron tan rápido como la espuma, y en tan solo un par de años habían grabado su primer disco y dado su primera gira por los Estados Unidos. Pero no fue hasta el año anterior que realmente habían recogido los frutos de su duro trabajo, y empezaron a vender discos de verdad, ya que el éxito se extendió hasta Europa. Aun no era capaz de creer que realmente la gente le pedía autógrafos o la paraban por la calle para hacerse fotos con ella. Tan sólo tenía 24 años y ya podía pagarse ella sola una casa con piscina.

Era feliz de día y caía al vacío de noche.

Eran las 3 a.m. Al día siguiente tenía un concierto muy importante y por la mañana tenía una sesión de fotos para una revista de gran prestigio musical. Las ojeras no iban a favorecerle demasiado, y hacía una hora que se había tomado unas píldoras naturales para poder relajarse, pero todo era inútil. La taquicardia no cesaba y las manos le temblaban a causa de los nervios a flor de piel. Le costaba mantener la mente en blanco y no pensar en el riesgo de sufrir un infarto pese a que sabía que estaba todo en su maldita cabeza, todo fruto de su mente angustiada.

Decidió tomarse una tila y encender el portátil. Pensó que leyendo los mensajes que sus fans le habrían dejado ese día la ayudaría a calmarse.

Claire era usuaria de una de las redes sociales más usadas del momento. Siempre que disponía de tiempo, normalmente por las noches, leía algunos de los cientos de mensajes que sus fans le dejaban diariamente. La mayor parte eran de chicas, lesbianas. De todos era sabido que a Claire le gustaban las chicas, aunque no tenía novia en esos momentos, y su aspecto la había convertido en un icono para sus fans. Era delgada, ni alta ni baja, tenía unos ojos negros profundos, una sonrisa perfecta y bastante grande, el pelo azabache y corto, liso y despeinado y llevaba un brazo tatuado hasta la muñeca. No era muy femenina vistiendo, normalmente usaba pantalones ceñidos, zapatillas y camisetas de tirantes o manga corta de colores lisos. Pero tenía algo especial, era atractiva pese a no ser exuberante, y hasta a los hombres les daba morbo.

Llevaba casi media hora leyendo mensajes, la mayoría decían las mismas cosas: “me encantaría conocerte, estás buenísima, te quiero” pero la chica de los consejos también había dejado su huella ese día.

Claire sonrió. Hacía cosa de un mes que se había dado cuenta de que, entre sus miles de mensajes y fans, había alguien que era diferente. No sabía cuánto tiempo había estado comunicándose con ella, pero le había costado mucho ser consciente de esa chica. Cada día dedicaba unos minutos de su vida para otorgárselos a Claire, y siempre la hacía sonreír.

Su nombre de usuario era “EverythingisPossible” y decía: “No te olvides de sonreír mañana por la mañana, cuando te despiertes. Aunque el despertador te irrite, aunque el sol en los ojos te irrite, aunque madrugar te irrite, sonríe, y recuerda que estás viva, y si después de todo eso te queda tiempo, acuérdate de mi”.

Claire apuntó esas frases en una libretita que había comprado especialmente para anotar buenos consejos, y con más tranquilidad, apagó el portátil y consiguió conciliar el sueño por esa noche. 

En este enlace pueden leerse el segundo capítulo:


Y ahora paso a presentaros su otro blog, uno que utiliza sobre todo para publicar pequeños escritos, tales como poemas, poesías...

http://stuff.pyzam.com/layouts/img/b/l/ahbluetree.jpg

2 comentarios :

Astarielle dijo...

Bienvenida wapisima!! Spero verte muxo x aki, estaras muy agusto, Dulce es todo amor^^

Nikta dijo...

Bienvenida