Booktrailer


lunes, 19 de septiembre de 2011

¡YA TENEMOS LA OTRA CONTINUACIÓN DEL COMIENZO DE DÉBORAH F. MUÑOZ!.

Así es, ya se puede leer la otra continuación basada en el comienzo que fue creado por Déborah. No sé si recordaran que ella nominó a dos socias (Rossiel y Memetin), pues con la continuación que ahora os voy a mostrar (hecho por Memetin) habremos recibido todas las continuaciones para este comienzo (que solamente son dos). Ahora les toca hacer el final de esta versión a estas dos socias:

1.Cali Axfer

2.Athena Rodríguez.

Aquí les dejo el enlace del comienzo de Deborah y más abajo la continuación de Memetin:

http://elclubdelasescritoras.blogspot.com/2011/09/ya-tenemos-el-primer-comienzo-del-reto.html


***

Susana salió realmente cabreada, ella que siempre había odiado a Alex ahora tendría que protegerlo y enseñarle a dominar sus poderes...¡¡Era irritante tener que hacerlo!!. Ella habría preferido mil veces un aprendiz como la que tiene su mejor amiga, da igual si hubiese sido una versión humanizada del arco iris seguro que era más agradable que…

-¡¡PERO MIRA QUIÉN ES!! -gritó una voz chillona por el pasillo-. ¡¡VEN AMALIA!!, ¡¡ES SUSANA!!. ¡¡HEY, SUSANA!!.

Apareció de pronto la versión humanizada del arco iris, porque así era Isa. Llevaba capas de ropa de colores o estampados completamente estrafalarios y coloridos, por eso se la apodaba arco iris. Para la amiga de Susana eso era el mayor castigo que hubiese recibido, teniendo en cuenta de que ella era bastante silenciosa y tímida. Isa arrastró a Amalia hacia Susana mientras tarareaba la canción Lucy in the sky with diamonds.

-¡¡¡HOOOOOLA, SUSANA!!! -gritó Isa al oído-, ¿CÓMO ESTÁS?.

-Estoy bien, pero no hace falta que me grites -Susana cruzó los brazos.

-¡¡HOY ESTÁS MOJIGATA!! -Isa miró a Amalia-. ¿¡SABES POR QUÉ ESTÁ ENFADADA!?.

-Eso es un gran secreto que no nos concierne -dijo Amalia melancólicamente.

-¡¡A AMALIA TAMBIÉN LE PREOCUPAS!! -gritó Isa pasando de lo que decía Amalia.

Susana suspiró, la terrible costumbre que tenía Isa era gritar, debido a que vivía con su abuela que era medio sorda. Por eso Isa se había acostumbrado a gritar, pero era su forma de hablar.

-Por fin voy a ser una patrona -dijo Susana con poco entusiasmo.

-¡¡¡PERO SI ESO ES MARAVILLOSO!!! -gritó Isa-, ¿¡NO ERA TU SUEÑO SERLO!?.

-La chillona tiene razón, siempre quisiste ayudar a otros chicos con poderes de las garras de esos demonios -dijo Amalia.

-¡¡¡SÍ, AMALIA TIENE RAZÓN!!!. ¿¡¡POR QUÉ TE DISGUSTA TANTO!!?.

-Porque mi primer “aprendiz” es Alex -Susana gruñó cuando mencionó el nombre de Alex.

-¿QUIÉN ES ALEX? -preguntó Isa al oído de Amalia, ésta la apartó cuando le gritó.

-Alex era el “archi-enemigo” de Susana cuando ésta tenía 6 años -le contó a Isa, y luego Amalia miró a Susana-. Pero, antes eráis buenos amigos...

-Por lo visto un hechizo de rechazo había sido efectuado en Alex -frunció el ceño Susana-. Pero sigo sin confiar plenamente en él. En cualquier momento me puede ridiculi...

Se oyó de pronto un grito proveniente de la sala de espera. Se pusieron en alerta, cualquier transformista podría introducirse en el centro y atacar a uno de los “aprendices”. Amalia  se adelantó a las otras dos debido a que era más rápida que Susana, preparó una bola de fuego y apuntó hacia...

-¿Alex? -preguntó.

Alex ya había estado extrañado cuando el espíritu había desaparecido, por lo que accidentalmente había empezado a salirle fuego de la mano y a incendiar todo lo que tocaba o rozaba con ella. Él llegaba a pensar que ojalá nunca se le hubiese desarrollado los poderes, porque siempre se le descontrolaban. Hasta tal punto que siempre intenta incendiar algo. Alex intentaba apagar el fuego con lo que podía pero aún así se avivaba más el fuego, incluso con agua.

-Fuego griego -indicó Susana-. El fuego que se aviva con el agua o arde dentro de ella.

-¿¡Alguien me puede ayudar!? -preguntó Alex desesperado.

Ambas patronas miraron a Isa que parecía impaciente por empezar. Ella sopló un poco y la sala se volvió de pronto en hielo completamente. Las llamas estaban paralizadas por el hielo y parecían que nunca más iban a reavivar. Isa dio saltitos de alegría porque le salió bien, siempre le había salido mal el hechizo. Alex suspiró e hizo un gesto a Isa de agradecimiento.

-NO TE PREOCUPES -dijo Isa con normalidad.


***


Y después de una buena bronca dirigida tanto a Alex como a Susana, ella le condujo a una sala totalmente desierta. Era una habitación con cuatro paredes de color blanco. No había nada dentro de ella, como si se pensase qué poner dentro de ella.

-Ésta habitación será tu clase -gruñó Susana-. Como ves no hay nada en ella, ¿sabes por qué?.

-Mmmmm -Alex empezó a pensar pero no se le ocurría nada-. No.

Susana se acercó a una de las paredes y empezó a darle golpecitos para que se notase que estaba totalmente hueca.

-Si no hay nada, no quemas nada -dijo con desparpajo-. ¿Has visto que invento?. Una habitación donde no quemas nada, N-A-D-A.

-Lo he pillado -frunció el ceño Alex.

-¡¡¡MUY BIEN!!! -aplaudió Susana sin entusiasmo.

Susana suspiró e hizo aparecer un libro en sus manos, Alex abrió mucho los ojos... Nunca había visto a alguien hacer aparecer o desaparecer algo.

-Bien, antes de nada -Susana miró a Alex-, tengo que explicarte un poco como va esto. TÚ eres una persona que no puede controlar sus poderes y YO soy una persona que era como TÚ pero que supo entender sus poderes. TÚ eres perseguido por transformistas... ¿Por qué?, pues no lo sé... Fin de la clase.

-Sabias palabras -ironizó Alex-. Pero, ¿qué son los transformistas realmente?.

-Son antiguos patrocinadores o maestros que se revelaron por una causa que desconcierta a muchos de nosotros, pero se revelaron -Susana hizo desaparecer el libro-. Al revelarse, su forma física se despojó de ellos... Dando a descubrir que son unos monstruos o lo que refleja su alma. Por eso se crean pieles artificiales pero no perfectas, buscan a gente que por ahora no controla sus poderes y los someten a que firmen un contrato.

-¿Qué tipo de contrato?.

-No lo sé -dijo Susana-, pero no me importa.

En ese momento Susana había mentido descaradamente. Claro que sabía lo que había en el contrato, casi lo firma ella. Lo que ponía en el contracto era una completa mentira formada por un transformista que estuvo a punto de estafarla... Pero no quería volver a recordar lo que tanto le había dolido y odiado... Como lo que tanto había deseado.

Sin más, empezó la clase de Alex.
                                            

***


Alex se dejó caer en la silla de la biblioteca. Susana le había dicho claramente que: “¡¡¡TIENES QUE EMPEZAR A HACER ALGO, VAGO!!!”. Alex se preguntaba qué pasaría si alguien retaba a Susana, seguramente echaría humo por las orejas. Cogió un libro de una pila que le había “recomendado” Susana que leyera y estudiase; aunque Alex siempre hubiese odiado abrir un libro, no quería retar a la persona que más le odia. De pronto se sentaron las amigas de Susana, de cual nombre no quería acordarse. Pero, Alex las había apodado “la gritona” y “la taciturna”.

-Bonita pila de libros, antorcha humana -bromeó “la taciturna”-. Supongo que Susana te echaría mucho la bronca.

-No entiendo por qué me odia tanto, tenía un hechizo de rechazo... Debería entenderlo -siseó Alex abriendo el libro por la mitad.

Isa negó con la cabeza, por ahora no había abierto la bocaza por miedo a que la bibliotecaria le echase, lo cual comprendió Alex. A saber cuántas veces había echado a “la chillona” de una biblioteca.

-La verdad es que la antigua Susana te habría entendido -dijo Amalia-. Pero ella tiene sus razones para no confiar en ningún chico.

Alex abrió mucho los ojos. Ahora que reflexionaba, Susana no había estado cerca de un chico que él recordase. Se preguntaba por qué.

-¿Por? -preguntó Alex curioso.

-Un transformista engañó a Susana -siseó Isa, lo cual sorprendió a Alex de que hiciese eso-. Ella se enamoró de un chico que llegó a ser un transformista, pero ella no lo sabía. Estaba a punto de firmar algo, cuando el transformista hizo algo inexplicable.

Amalia miró con reproche a Isa, tal vez ella no debería de haber contado eso. Pero, Alex necesitaba comprender para que pudiese reflexionar de qué hacer para que Susana intentase dejar de irritarse.

-¿Qué hizo? -preguntó Alex.

-Él le contó la verdad, y la advirtió de que no se volviese a acercar a ella -explicó Isa-. Eso tuvo que ser una apuñalada por la espalda y muy dolorosa.

-Pero, ¿por qué lo hizo?.

-Un cuerpo de una chica no le vale para volver a obtener una nueva piel -explicó Amalia-. Sería mejor la de un chico.

Alex puso los ojos en blanco, tal vez ese transformista también estuviese a la acecho para cogerle por banda. No pudo evitar notar un escalofrío, como si sintiese su presencia en alguna parte. No en la biblioteca, sino en la habitación blanca... Donde se encontraba Susana. ¿Era posible que notase la presencia de ese demonio?.

-¿No notas una presencia? -preguntó Isa a Amalia-. Bastante siniestra.

Amalia frunció el ceño y le dirigió la mirada a Alex.

-¿Tú la notas? -le preguntó.

-Sí -dijo intranquilo-. ¿Qué pasa?.

-Hay un transformista en éste sitio, tenemos que buscarle -dijo Amalia haciendo honor a su seriedad.

Los tres se levantaron y salieron de la biblioteca bastante nerviosos. Alex podía sentirse más o menos protegido por las chicas, debido a que ellas se controlaban mejor que él. Pero, aún notaba algo que antes no notaba, antes de que le quitasen el hechizo. ¿Qué sería?. Aunque no había tiempo, tal vez alguien estuviese ahora en peligro.


...                                 by Memetin

¿Que os ha parecido?, ¿no está mal verdad?. Pues lo dicho, ahora estas socias tienen que hacer los finales:

Cali Axfer

Athena Rodríguez.

Saludos!!!

4 comentarios :

Déborah F. Muñoz dijo...

qué curiosa es la forma en que divergen las continuaciones de una y otra escritoras. ¡buen trabajo!

Cali Axfer dijo...

¡Ok! En seguida me pongo!!

Un bico

Cali

angy.w dijo...

Pues si, leer las dos continuaciones ha sido un poco extraño, me parece que al final van a separarse tanto que apenas van a tener algo que ver xD de todos modos, el reto me parece interesante así que me apunto :D

Athena Rodríguez dijo...

WOw que genial! me voy a leer todo y a escribir, pero dime ¿hasta que día tenemos que entregar el final? digo, para organizar todo y no quedar mal. Mil gracias por avisarme. Saludos ^^