Booktrailer


jueves, 31 de marzo de 2011

39. MAJA

Y ahora os voy a presentar a una chica que acaba de descubrir su pasión por la escritura y por ello, recién ha creado un blog donde publica su primera historia. Ella es:


MAJA


Y este es su recien nacido blog:



Y ahora os dejo un trozo de su primer capítulo, realmente promete mucho:


Tras el cristal

Capitulo 1: La curiosidad mato al gato






Las calles de Benarguens eran frias y oscuras, pocos se atrevian a salir  fuera. La soledad que ese sitio desprendia daba escalofrios y el hecho de estar en pleno invierno todavia más. Faltaban pocos dias para navidad y las calles estaban decoradas con unos pocos adornos. Puede que en otro sitio hubieran quedado muy bien pero allí solo parecian simples lucecitas de colores parpadeando a causa del deterioro y los años. 


Yo volvia del instituto despues de ser castigada por haber llegado tarde a clase. Habia sido sin duda el peor dia de mi vida, por la mañana el despertador no habia sonado y habia tenido que vestirme en un tiempo record, en el descanso entre clase y clase habia quedado en ridiculo con el chico que me gustaba ya que habia tropezado porque uno de sus amigos me habia puesto el pie. Y para colmo me habia peleado con mi mejor amiga.  Sin añadir que habia estado encerada en mi clase media hora por un castigo estupido. Ese era uno de esos dias en los que es mejor no levantarse de la cama. Estaba tan agotada que no repare en el camion de la mudanza que estaba aparcado en el bloque de delante. Al llegar a la puerta de mi casa, no encontraba las llaves y mama no volvia hasta muy tarde.  Por suerte,  solo se habian caido por dentro de la mochila y estaban escondidas.
Por la noche, como no tenia mucha hambre no toque mi plato, la que si lo hizo fue mi hermana que con una gran pasion se lo zampo todo de un bocado. Pero lo más interesante fue que cuando entre en mi habitación y lo vi. Estaba allí, mirandome fijamente, perforando en mi interior como si quisiera sacarme las entrañas. Era guapisimo, tenia unos ojos almendrados preciosos y sus pecas le daban un aspecto juvenil.

Estaba en el piso de delante,  detrás de su ventana.  Casi sin darme cuenta ya estaba abriendo mi ventana.
Él  tambien hizo lo mismo. 
  • ¿Hola, que tal? - dijo él con una voz casi melodiosa.
  • Ho..hol..a - tartamudee yo cuando me di cuenta de que me hablaba a mi.
  • Tu eres la vecina,supongo
  • Aja, si ,soy tu vecina - dije yo sin oir mi propia voz.
  • Me llamo Erik y... ¿tu?
  • Anna - respondi yo automaticamente.
  • Anna…-dijo el pensando- es un nombre muy bonito. 


Cuando estaba a punto de decir algo se oio un ruido en el interior de su casa. Y con la rapidez de un rayo se despidio y cerro la ventana. 
Como ya era muy tarde decidi irme a dormir. Me quite la ropa y me quede en bragas y sujetador, pero, lo peor fue que cuando iba a ponerme el pijama, vi que el ya había vuelto y me estaba mirando. Me entro un panico que hizo que sudara y empezara a jadear, estaba en ropa interior. Por suerte para mi la luz estaba apagada.  Con una rapidez que ni yo sabia que poseia me deslize hasta el cuarto de baño. Me puse rapidamente el pijama y salí, con una sonrisa forzada. Nada me habia preparado para lo que iba a ver, ahora era él el que estaba medio desnudo. Me asuste y me tire al suelo, supongo que no tenia la cabeza suficientemente despejada para pensar, pero de repente me entro la risa tonta… Era curioso, primero habia sido el quien me habia visto en ropa interior y de repente era yo quien lo pillaba. No pude parar de reir, y es que la escena era divertida. Cuando por fin me relaje, asome la cabeza por la ventana y  seguia allí pero ahora estaba en pijama. Continuaba mirandome pero ya no me inquietaba, al contrario, me gustaba, me reconfortaba.  Y sin querer mi vista se fijo en él, cuando estaba en ropa interior  habia podido comprobar que el chico poseia una tableta muy sexy , me parecia muy superficial decirlo. Tenia un cuerpo perfecto y por no hablar de la cara. Lo que fallaba en esa escena era que él estaba al otro lado del cristal y no podia llegar hasta él. Por un momento, senti que la distancia que nos separaba se hacia cada vez mas larga, cada vez más pesada para aguantarlo asi que rapidamente abri mi ventana. Al percatarse de que estaba ahí, él hizo lo mismo.
  • Hola, bonita noche ¿no?- dijo el con voz ronca.
  • Si. - respondi yo timidamente - preciosa...
  • Bueno…-murmuro él en tono que yo no pude descifrar- ¿Qué te cuentas?
  • Nada, aquí, que me estoy aburriendo.

Erik solto una sonora carcajada, parecia complacido con mi respuesta.
  • ¿De que té ries?
  • Nada, pero no parecias aburrida mientras me estabas espiando en calzoncillos.
  • ¡¿Como?!- estaba empezando a ponerme al rojo vivo, la vergüenza junto a la ira y la rabia empezaban a agaloparse en mi interior. Lo habia visto, sabia que lo habia visto.
  • ¿Que? ¿No es verdad? Soy muy guapo y no me arrepiento de mi cuerpo.
  • ¿Que?... Pero…-empeze yo tartamudeando.
  • Shhh, estamos en paz, yo te vi medio desnuda. No pasa nada...


1 comentarios :

Maja dijo...

muchisimas gracias dulce cautiva, es un gran honor de verdad, que alegria no se como podria compensarte de verdaderes un sol