Booktrailer


jueves, 7 de junio de 2012

PRIMER RELATO NACIDO DEL RETO: CON ESTAS PAUTAS CREA UN CUENTO

Aquí os dejo las bases del mismo por si quieren saber de qué trata dicho reto, y de paso, si quieren, pueden participar también pues hay de plazo hasta el 20 de Junio.

http://elclubdelasescritoras.blogspot.com.es/2012/06/nuevo-reto-con-estas-pautas-crea-un.html

Lo dicho, aquí os dejo el relato que ha hecho nuestra compi Vampiresa:

Unas semanas antes, les había llegado la invitación, sin nombre de la persona que la mandaba, pero tuvieron la curiosidad y fueron. Ellas, se encontraban en una fiesta, Iris, estaba inquieta y nerviosa. Su amiga y acompañante Carolina se encontraba frente a ella, estaba pálida su amiga. Había visto algo extraño en la fiesta que se celebraba en una gran mansión. Allí, había mucho poder.

-Iris, ¿Qué te pasa? ¿Te encuentras mal? Te veo pálida -le preguntó su amiga.

-Acabo de ver a un grupo de hombres, chicos, trajeados de negro como si fueran mafiosos, llevaban pistolas, intenté oír lo que hablaban, pero no escuche mucho, hay mucho jaleo. Vamos al jardín a airearnos y te cuento lo que he oído -comentó Iris un poco más tranquila

-Ok, de acuerdo, vayamos al jardín y hablamos -dijo Caroline.

Al salir al jardín, al lado de la puerta de salida, había un banco, se sentaron pero a la vez que Iris seguía hablándole, Carolina, estaba atenta. Iris se levanto, estaba más tranquila de pie que sentada contando lo que había oído.

-Esos hombres trajeados, dijeron que habían robado un dinero o que iban a hacer un blanqueo de dinero y que tenían a un hombre secuestrado, desnudo como su madre lo trajo al mundo y atado de pies y manos. Y se fueron por una puerta que está en el mismo salón en donde se celebra la fiesta, yo creo que deberíamos de seguirles, con mucho silencio y sin hacer ruido. Nos tendríamos que quitar los tacones -dijo Iris más pálida aún.

-¿Cómo has podido oír eso?, yo no me he enterado de nada -preguntó Caroline.

-¿Como te vas a enterar?... ¡Como te vas a enterar si siempre que he intentado hablar contigo, tenías la cabeza y la mirada en otra parte! -le dijo Iris un poco irritada porque su amiga no le había escuchado.

-Bueno, sí, es verdad, estaba despistada -dijo Caroline-. Pero he visto algo o he notado algo que nos puede servir, creo -habló Caroline de nuevo.

-¿Que cosa?, ¡dímelo! -Preguntó Iris.

-En ese grupo trajeados de negro que tu has visto, llevaban a un hombre, bastante guapo y buenorro, iba vestido aún pero ya iba atado de arriba abajo -dijo su amiga.

-Ese debe de ser la víctima de esos hombres trajeados de negro -dijo Iris.

-Puede ser, amiga, puede ser... -dijo Caroline.

Cuando entraron al salón, varios de esos hombres, les estaban esperando, solo querían a una de ellas, a la otra no, porque no estaba mirando ni escuchando hacia su dirección. Uno de los dos, se acerco a ellas.

-Os Hemos estado vigilando en todo momento -dijo él-. Perdona, no me he presentado, soy Brian -volvió a hablar él.

Ella no quería verle, volvió la cara hacia su amiga. Él se giró hasta quedar en frente de ella, y que ella, no tuviera visión para miara a su amiga.

-¡Mírame cuando te esté hablando!, quiero respeto -le gritó Brian.

Ella se marchó. Se fue hacia el baño, se puso colonia, se miró al espejo. Estaba radiante, espectacular con su vestido rojo. Y salió del baño hacia el salón en donde seguía la fiesta. Al salir, se encuentra con el chico, y está hablando con otra de la fiesta, se enfada muchísimo y se pelean. Salen fuera, a la calle, y empiezan a pelearse.

-¿Quién era esa?, por que me has dejado con muchos misterios sin resolver... ¿Es ella con la que trabajas? -preguntó Iris.

En esos momentos, por detrás de ella, se acerca un chico, uno que también estaba invitado a la fiesta, pero que llegaba tarde porque no estaba muy seguro de ir. Él le pregunta si esta ella bien y ella le dice que si.

Ella al final, se da cuenta, que él, es uno de esos hombres con pistola, un criminal, como todos los que ha visto en la fiesta.

-Tengo a mi amiga Caroline, en la fiesta. Se han llevado a un hombre atado, vestido, pero atado… ¿A donde se lo habrán llevado?, ¿lo sabes tú? -preguntó ella a ese hombre.

Aún ni sabía ni su nombre pero ella estaba segura de que él era uno de ellos.

-Me llamo Ian, y no, no soy uno de ellos, soy policía que vengo a rescatar a ese hombre o chico que me has descrito. Estás a salvo conmigo. Vamos a buscar a tu amiga.

Al entrar, su amiga se alegró, estaba muy preocupada.

-¿Quién es él?, ¿me lo puedes presentar? -preguntó Caroline a su amiga.

-Si, por supuesto. Él es Ian, es Policía, es el que me ha salvado del hombre con el que estaba hablando que me había pillado espiándoles -dijo Iris.

-Muchas gracias por salvar a mi amiga. Encantada, me llamo Caroline -se presentó ella muy sonrojada pero sonriente.

-Ahora, una de las dos, muy tranquilas, me vais a comentar, lo que habéis visto u oído. Quiero saber a lo que me enfrento, para salvar a ese chico que está maniatado en algún ático o desván de esta mansión -comentó el policía,

Iris y Caroline, no podían dejar de mirarlo, era guapísimo y tenía buena complexión física.

-Yo se lo comentaré agente, me enterçe de todo -dijo Iris.

-Empieza, soy todo oídos, y, si tu amiga también tiene algo de información, también podía ayudar -dijo Ian.

-Esos hombre trajeados, ya tenían al hombre atado, aún iba vestido, pero les oí decir, que le iban a dejar desnudito como su madre le trajeron al mundo, que iban a hacer un blanqueo de dinero o algo, llevaban pistolas, parecían mafiosos. Me imagino, que en esos momentos, iban a dejarlo desnudo y bien atado -Iris, de pensarlo, se mordió el labio, de tanta presión que hizo, le sangró y fue eso lo que le comentó al agente.

-¿Algo más que decirme antes de empezar a investigar? -preguntó Ian.

-No, eso es todo. A mí también me dijo lo mismo -dijo Caroline sorprendida.

-Gracias chicas por la información. Ahora mi grupo y yo lo buscaremos, y depende de cómo lo encontremos, os llamaremos para que veáis si es él o no -dijo Ian.

Ya llevaban varias horas, ellas se quedaron esperando en el salón, no subían. Mientras, Iris y Caroline hablaron un poco para no hacer tan larga la espera.

-Nena, ¿qué ha pasado?, ¿ese bombón, te ha hecho algo? -le preguntó Caroline a su amiga.

-No, ese bombón como tú lo llamas, me ha salvado del desgraciado que habló conmigo en la fiesta. ¿A que está buenísimo? -le comentó y habló Iris.

-Cariño, siempre te gustan los hombres malos, como esté, con su uniforme... -dijo su amiga a Iris.

-Creo que me estoy enamorando de él -dijo Iris.

-Amiga querida, definitivamente, te nombro oficialmente, alocada. Estás muy loca -le habló Caroline.

-¿Quién está enamorada de mí? -preguntó el policía avergonzado.

Estaba colorado, seguro que en el momento que subió a por ellas para que reconocieran al chico, estaban hablando de él en esos momentos. Estaban muy locas las dos, pero sobre todo, Iris.

-Bueno... Yo... Un poco solo... Si no te lo he dicho ya, muchas gracias por salvarme antes cuando nos hemos visto en la calle -dijo Iris.

-De nada. Es mi deber. Y, tú a mí, también me pareces muy guapa -dijo él-. Antes, no os he querido interrumpir en la conversación, pero el chico, ya ha despertado -dijo Ian.

-Gracias por la información, ahora bajaremos -dijo Caroline.

-Nosotros, ya no tenemos que hacer nada aquí, ahora él, es todo vuestro. Nos llevamos las bolsas de dinero para investigarlo -dijo Ian.

-Y a él, ¿No os lo llevaís? -preguntaron las dos a la vez.

-No, no lo necesitamos, está vivo -dijo él-. Hasta otra ocasión, encantos. Te llamaré -dijo Ian.

Cuando se marcharon, se volvieron más locas de lo que estaban. Bajaron inmediatamente ha ver al chico desnudo que estaba de buen ver. Al bajar, se acercaron hasta él, no sabían si dejarlo atado o no pero una cosa si que sabían, lo iban a volver loco entre las dos con sus caricias, besos, mordiscos, gemidos...

Una se puso detrás de él, mientras Iris, se sentó encima, le empezó a lamer los pezones, a besarlos, a mordisquearlos... en esa sala solamente, se oían, los gemidos del chico, no había nadie más en la estancia. Caroline, estaba detrás de él, le tapo los ojos, así tendría más intriga y él, no la vería a ella. Le empezó a besar por el cuello, con algún mordisquito de vez en cuando... en el lóbulo de la oreja, hasta que, finalizo en los labios del muchacho. Al principio le beso suave, pero, acabo besándole con mucha intensidad y pasión, Iris ya había subido de tono al muchacho. Ella, se la empezó a chupar y a morder, estaba húmedo, se iba a correr de un momento a otro pero Iris, lo dejo con las ganas, le quería besar en esos preciosos labios, sentir su lengua en su interior...

FIN

3 comentarios :

vampiresa dijo...

Hola Sedienta!!!!

Gracias por anunciarlo (aunque ya sabía que lo ibas a poner jajaja). Espero que les guste a los que lo lean.

Mordiskos vampi

LuZ dijo...

Pues sí que están locas este par de amigas, jejeje!! El pobre chico escapa con vida de los mafiosos, pero estas dos se lo cargan en dos asaltos.
Un relato muy entretenido y jovial.
Besos y feliz finde!!

Rosa de los Santos dijo...

jajajjajaja, muy bueno y natural , Vampi -
el mio va por otro camino , aunque tambien empieza en una fiesta... pero el argumento del todo distinto !!1 besosss y enhorabuena !!