Booktrailer


miércoles, 13 de junio de 2012

SEXTO RELATO NACIDO DEL RETO: CON ESTAS PAUTAS CREA UN CUENTO

Aquí les dejo el siguiente relato que he recibido para el reto: Con Estas Pautas Crea Un Cuento. Esta vez viene a manos de nuestra compi Danyyy:


Por el amor de un hombre


Eleonora termino de arreglar todos los papeles para firmar el contrato más importante de la empresa donde trabajaba como asesora financiera y sintió que se sacaba un gran peso de encima.Tenía el trabajo de sus sueños solo sería perfecto si no fuera la empresa de Nazareno Olivares.Desde que él llegará a Buenos Aires para ocupar la presidencia,que antes era de su padre,su presencia la había perturbado.Era increíblemente apuesto una verdadera tentación para los sentidos aunque ni siquiera habían cruzado más de dos palabras.La vida de él era un libro abierto donde se podían leer historias de hermosas mujeres y lujos sin fin dignos de un playboy.Sin embargo de su pasado nada se sabía. 

Sonrió ante las fantasías que algunas noches protagonizaba junto a Nazareno.Eran verdaderamente salvajes y por supuesto no pasaban de ser imaginación de una mujer de treinta años soltera pero en ocasiones creía que se estaba enamorando de él.Definitivamente tendría que salir con frecuencia así no soñaba con un imposible.Cerró la última carpeta y se dirigió al escritorio de la secretaria de él pero no la encontró por lo cual decidió entrar al despacho y dejar las carpetas allí.Tomó un papel y dejo un mensaje a la secretaria.Cuando se dio vuelta para marcharse un maletín gris caído del otro lado del escritorio llamó su atención.Al levantarlo el contenido del mismo se desperdigo por el suelo dejándola impresionada.Dolares,un arma y una identificación.Levantó el arma y un billete con cada mano.Luego los dejo sobre la mesa y tomó la identificación que decía Roberto pero no podía leerse el apellido.La foto era de un joven de no más de 19 años. 

De repente como en toda buena película de terror apareció Nazareno con su imponente figura. Su piel morena y ojos verdes la paralizaron de miedo y deseo por partes iguales.Definitivamente estaba loca si pensaba en su atractivo en esos momentos. 

— Hola Eleonora —dijo él cerrando tras la puerta. 

—Yo…—balbuceo ella y él le regaló una inmensa sonrisa. 

—Creo que descubriste mi pequeño secreto —dijo él acercándose. 

—Vine a dejarte unas carpetas y vi el maletín caído.Nada más. 

—Ah no sabes como esperaba este momento —dijo él con los ojos llenos de deseo. 

—No te entiendo.Será mejor que me vaya —dijo ella y se encamino a la puerta pero él no se lo permitió. 

—Tú no te vas a ningún lado —dijo tomándola del brazo para sentarla en un sofá. 

—Te prometo que no diré nada —dijo ella nerviosa. 

—Ya sabes demasiado para dejarte ir hermosa —dijo acariciando su rostro. 

Eleonora se estaba derritiendo con sus caricias y cuando él la besó se recostó en el sofá buscando un apoyo para no caer en el abismo de sensaciones que la atravesaban. 

—Eres tan dulce —dijo él rozando sus labios—.Tan dulce y mía. 

Ella lo miró sorprendida ante sus palabras pero siguió rindiéndose a sus besos.La pasión iba en ascenso y por lo visto él no tenía pensado parar.Pero Eleonora por mucho que lo deseara no iba a hacer el amor con él en la empresa. 

—Nazareno debemos parar —dijo ella poniendo sus manos en el pecho masculino. 

—Tienes razón.Vamos a mi casa hermosa mujer —dijo él bromeando. 

Ella se fue con él son quejarse.Sus besos la hiceron débil, incapaz de razonar sobre cualquier cosa. 

Media hora después llegaban a una mansión en las afueras de la ciudad.En ningún momento él se privo del tacto de su mano sobre la de ella.Tampoco se borró su mágica sonrisa. 

—Llegamos —dijo él abriendo la puerta. 

La llevo directo a la segunda planta.A su habitación.La sentó en su cama y se arrodilló entre sus piernas. 

—Ya sabes quién soy realmente —dijo él, 

—No sé de qué me hablas Nazareno —ella estaba muy confundida debido a sus palabras. 

—No soy Nazareno —dijo mirándola a los ojos profundamente. 

—Hace diez años atrás me llamaba Roberto y mi padre era un mafioso. 

—Tú eres el joven de la foto —susurró ella. 

—Era ese joven pero ocurrieron muchas cosas y ahora estoy en otro país con otra identidad.Muchas cosas cambiaron en mi vida desde entonces. 

—¿El dinero y el arma son tuyas? —preguntó ella. 

—Supongo que no todas las cosas cambiaron —dijo sonriendo—.Crecí siendo el hijo de un mafioso por lo tanto algo se me pegó. 

—El dinero… 

—Un ajuste de cuentas.No seré el padrino pero tengo lo mío —dijo sonriendo de nuevo. 

—Eres un … 

—Mafioso o criminal como tú gustes.La empresa solo es una fachada en el fondo siempre seguiré haciendo lo mismo.Robando —dijo ahora completamente serio—.Tengo que confesarte algo.Puede que te enojes —dijo con una sonrisa sexy. 

—¿Qué ocurre? —dijo ella como si lo que pasará no fuera suficiente. 

—Yo deje el maletín para que lo encontrás —confesó él. 

—¿Por qué? —preguntó ella. 

—Sencillo amor quería que supieras quién soy y de esa manera retenerte a mi lado. 

Eleonora sentí que el suelo se movió a sus pies.Eran muchas cosas para asimilar pero nada importaba si podía tenerlo a su lado.Él se levantó y la llevo al centro de la cama donde comenzó a desvestirla.Todo sucedió muy rápido pero ninguno de los dos pudo contener el deseo.Llegaron juntos al cielo de los amantes. 

—Estás temblando —dijo ella al sentir su piel en el mismo estado. 

—Tú también amor y es culpa tuya.No sabes cuantas veces te imaginé en mi cama.Te amo y vas a casarte conmigo —ella lo miró y su mirada se humedeció por las lágrimas. 

—Te amo —dijo ella besándolo y provocando una nueva oleada de pasión. 

Un mes después 

Eleonora se estiraba satisfecha como tantas noches en la cama después de hacer el amor con Nazareno.Habían hablado mucho del pasado de él pero no quería sacar el tema.Ahora él era Nazareno el hombre con quién se casaría en pocas semanas.Aceptaba su estilo de vida y en ocasiones hasta lo acompañaba.Lo amaba desde hace mucho tiempo y eso no cambiaría jamás.La ducha se cerró y minutos después salió él ya vestido. 

—¿Hoy trabajas? —preguntó ella besándolo en el cuello y el reaccionó dándose vuelta y poniéndose encima de ella. 

—Un simple ajuste de cuentas —dijo besándola — ¿Vienes? —preguntó. 

—Por supuesto —dijo ella. 

Se miraron a los ojos y ella vio lo mismo de siempre.Una mezcla explosiva de amor y deseo. 

—Llegaremos tarde —dijo ella. 

—Si llegaremos muy tarde amor —dijo él riendo mientras comenzaban a hacer el amor.

5 comentarios :

Raquel Campos dijo...

Precioso relato!!! Enhorabuena!!

Rosa de los Santos dijo...

Relato muy sexy , caliente y pasional !1
besoss

Danyyy dijo...

Muchas gracias por los comentarios chicas se los agradezco mucho besos

NuriaLourdes dijo...

Uy, qué gran reto. Excelente, me gustó.
Cariños Danyyy y gracias D.C. por impulsar la creatividad.
Besotes a las dos desde Perú!

LuZ dijo...

Qué relato tan hot, jejeje!! Una gran pareja complementados para lo bueno y lo malo.
Me ha gustado mucho!
Besos!